Hola, soy nuevo y encontré este foro de casualidad, he leído el post del admin donde se le murió su erizo y a pesar que fué hace mucho, entiendo lo que siente.

Tengo un erizo de aproximadamente 4 años, digo aproximadamente pues lo adopté luego de que lo encontraran unos tíos en el patio junto al rottweiler, tratando de morder una esponja (a lo lejos) durante toda una fría noche en el sur del mundo.... Soy de Chile y este erizo fue encontrado al sur, donde en una mañana cualquiera pueden haber temperaturas bajo cero y de un momento a otro lluvias que suben varios centímetros de agua en las calles.... imaginen la situación del pobre si no lo hubieran encontrado....

Esto sucedió antes de semana santa del año 2016 aprox.... con mi señora viajamos de vacaiones a la zona, a ver a mi familia y nos encontramos con él, los intentos de encontrar a sus dueños por el sector no dieron frutos, entonces al verlo ahí, una bola impenetrable de agudas púas y un motor de camión en relanti a altas revoluciones nos miramos y sin decir nada ya habíamos decidido su nuevo futuro.... traerlo a Santiago de Chile con nosotros....

Casi un día completo pasó para que pudiéramos verle su carita una mañana, desde lejos y con el zoom de la cámara del celular le conocimos finalmente esa mirada que nos encantó..... como olvidarlo, nos acercábamos a 2 metros y se enrrollaba y pasaba revoluciones..... luego viajar junto a él en un transportín improvisado de una caja de plástico, con muchos agujeros de todos tamaños que aseguraran su correcta ventilación pero que a la vez impidieran que se escapara durante el viaje en bus.

Una vez en casa, recibió lo mejor desde el principio, un baúl muy amplio para que caminara, plato y bebederos nuevos, alimento correspondiente a su especia y no a gatos, una pequeña casa de polar y a comenzar su acostumbramiento, primero con olores, luego tomándolo aunque no quisiese... 3 años después es un amor de erizo... se deja tomar por nosotros y no quiera nada con extraños o su veterinaria... es un amor de mascota al punto que duerme con nosotros en la snoches muy frías para que no pase frío.

Hace una semana, estaba impecablemente, sólo lo encontré un poco helado, nada grave pero tampoco lo dejé así, inmediatamente lo arropé en uno de mis polerones y a una distancia segura comencé a calentar este con el secador de pelo para darle una base de calor antes de irme al trabajo, una vez caliente le dejé mi polerón en su casa para que durmiera y descansara bien arropado. A la noche poseía ya un bulto entre su hombro y cuello del porte de su cara, nos preocupamos y a la mañana siguiente lo llevamos de urgencia a su veterinario de exóticos, a pesar de su bulto, su ánimo, su sed y su personalidad no ha cambiado, su apetito lo noto un poco más bajo de lo normal al punto que ya deja alimento de una noche al otro día.... Se va con tratamiento de antiinflamatorio y antibiótico para ver si se desimflama, además de agendado de hora para una ecotomografía.

Una semana de inceridumbre que se convirtío en pena y rabia.... la eco demostró que no era un abseso ni una imflamación, es un tumor que por la zona y por la irrigación no podemos retirarle....

Ya en casa con mi Balú (es el nombre de mi erizo) sólo nos abrazamos con mi señora a llorar de pena, rabia e impotencia... por otro lado él nos torea y nos pasa por encima como quiere sobre la cama, como si nada pasara, eso me alegra, su ánimo no decae, pero su salud no mejorará...Todos los santos que tienen que ver con animales, mascotas y causas urgentes están enterados de lo que pedimos, salud para nuestro hijo, porque es parte de nuestra familia...

No quiero decirle a mi esposa, pero estoy pensando en cuando llegue el momento, lo cual no quiero pero no puedo dejar pasar el tiempo y no tener nada... sé que me va a dar una pena de muerte pero no quiero que mi erizo esté sin su correcta despedida.

Estoy pensando en una maceta pues vivo en departamento, pero aún no sé como hacerlo pues no encuentro la información ni el método correcto, lo que sí mi deseo es hacerle un jardín en miniatura con una figura de él y un lindo paisaje que recorra libre como lo ha sido, ya que corre libremente por todo el piso sin nada más que las puertas que cerramos para que no entre a rincones que no debe.

Tengo una pena enorme, sé que es un proceso natural, pero no me resigno a lo que pasará.... es nuestro hijo después de todo, y no quiero que llegue el momento de decirle adiós sino hasta pronto y poder tenerlo cerca cada vez que salga a mi balcón para recordarlo como el alegre y refunfuñon que es.

Redacto esto ya con lágrimas en los ojos, pensando en cómo hacerle un recuerdo digno del amor que le hemos dado estos años a nuestro lado.