Habitat Natural

La zarigüeya de cola corta tiene preferencia por los terrenos arbolados y húmedos, ocupando la práctica totalidad de las selvas de América del Sur, desde Panamá hasta el norte y noreste de Argentina.

Descripción física

Su tamaño oscila entre los 12-16 cm, aparte estaria la cola que puede ser como la mitad del cuerpo, aproximadamente. Los machos son más grandes que las hembras, por regla general (en mi caso particular lo es). El color del pelaje es grisáceo/castaño y la cola es prensil y sin pelo, y de color negro, normalmente.

Son marsupiales, pero carecen de la bolsa características de estos, por lo que las crías nacen muy prematuras y se aferran a uno de los pezones del vientre de la madre, y permanece amarrado a este hasta que alcanza un cierto tamaño.
En la naturaleza, las zarigüeyas son animales solitarios, que solo se juntan para reproducirse, por lo que es imprescindible que se alojen individualmente.

Alojamiento

Como ya comenté antes, las zarigüeyas deben alojarse individualmente, ya que son muy territoriales y agresivas, pudiendo llegara pelearse, incluso hasta matarse.

Las jaulas donde yo albergo a las mías son más altas que anchas, porque les encanta trepar y subirse por todos lados. La jaula no debe ser pequeña, y cuanto más grande se la podamos poner, mucho mejor. Un tamaño adecuado seria de aproximadamente 150x80x80 como minimo.

Como nido se puede utilizar cualquier objeto en el que la zarigüeya entre bien (yo por ejemplo utilizo una caja nido de periquito), y como sustrato de la jaula utilizo viruta de madera.
Para la cama del nido utilizo papel higiénico hecho tiras, y se lo pongo en un montón en una zona limpia de la jaula, y ya ellas se encargan de meterlo dentro con la cola, aunque otros materiales como algodon, hilo de cuerda, etc. Tambien pueden ser adeuados.
Se debe cambiar una vez por semana el sustrato de la jaula.
También se le puede colocar una rueda para que hagan ejercicio. El comedero es uno simple donde siempre tengan pienso a disposición y el bebedero es de bola metálica en su interior, los típicos de hámsters.

Dieta

Bueno, la dieta no es muy complicada que digamos. Yo utilizo como base pienso Hill’s Feline Adult Light con pollo, y se lo suministro ad-libitum, es decir, siempre disponible, ya que no suele comer hasta dejar el plato limpio, sino que se racionan bastante bien.

Esto se puede suplementar con cualquier tipo de bicho viviente que se mueva, y MUY IMPORTANTE, que este limpio de cualquier pesticida. Se le debe suplementar con un poco de calcio una vez a la semana.
También se le debe dar fruta como manzana, pera, zanahoria, etc.. y potito, sí, potito de este de los bebés; yo, por ejemplo, le doy potito de pollo y arroz y ternera con zanahoria, Y LES ENCANTA!!

Reproducción

Bueno, os cuento mi experiencia personal.

Las zarigüeyas son maduramente sexuales en torno a los 6-7 meses tras el nacimiento, y a esta edad podrá juntarse un macho con una hembra. Las hembras son de ovulación inducida, es decir, ovulan y aceptan al macho cuando se juntan con este. Normalmente se mete al macho en la jaula de la hembra para que esta se sienta más segura. Dentro de la jaula de cría habrá que haber un nido por cada ejemplar, ya que si no puede haber peleas.

Normalmente el macho se junta con la hembra durante 10-12 días (yo los dejo 12 días) y tras este período se separan. La copula se suele producir entre el 6-7 día, y las crías nacen 12 días tras la copula (esta es la razón por la que el macho se separa a los 12 días, ya que si lo dejáramos más tiempo y el macho hubiera fecundado a la hembra el primer día, las crías podrían nacer con el macho en la jaula y podría matarlas a ellas y a la hembra). Tras la separación del macho, esperamos alrededor de 7 días y TACHAN!!, la hembra aparecerá con unas bolitas rosas en su abdomen, son las crías.



Tras el nacimiento de los bebés, estos se aferran a los pezones de la madre y tardan en soltarse de los pezones unas 2 semanas. Tras esto la hembra llevará a sus hijos encima y los dejará de vez en cuando para salir a comer y beber, y ellos cada vez que quieran se cogerán al pezón para beber leche.


Poco a poco, sobre las 5 semanas, empezamos a suministrarle a los jóvenes alimentos variados como el potito y fruta, que son más blandos que el pienso, y vamos gradualmente introduciéndoles el pienso hasta que los separemos por completo de los padres. YouTube - Brazilian Short Tailed Opossum Care